Álbum fotográfico Saal Digital.. prueba a fondo

Hace un par de semanas fui invitado por la empresa alemana Saal Digital para probar sus álbumes fotográficos, con la única condición de que tras recibir el álbum que yo eligiese para hacer la prueba tenía que publicar una opinión honesta sobre su proceso de creación, pedido, tiempo de producción y envío, y por supuesto sobre el resultado final del producto recibido.

Así que sin más dilación, procedo a comentaros mis impresiones sobre todo el proceso, teniendo en cuenta que en ningún momento he recibido ningún tipo de presión, contra-prestación (salvo la propia gratuidad del ejemplar de prueba), o cualquier otro tipo de indicación o directriz por parte de Saal Digital, sobre  los comentarios que seguidamente os detallo.

Proceso de creación de álbum.

 La creación del álbum no puede ser mas sencilla, tan solo tienes que descargarte de la página de Saal Digital el programa de creación que tarda en descargarse e instalarse realmente poco. Todo el proceso de descarga e instalación, así como la utilización posterior no entraña ninguna dificultad ya que pese a ser una empresa alemana todo está traducido al castellano.

Portada del álbum de prueba con terminación “brillo”

Puedes elegir entre distintos formatos de álbumes (eso si, algunos menos de los que a mi me hubiese gustado, pero suficientes para la mayoría de aplicaciones), así como distintos acabados tanto para las hojas que formarán las tapas del álbum como para las del interior. En mi caso elegí el formato de 28 x 28 cm, con acabado brillo para las tapas (es el recomendado por Saal Digital si las fotos son oscuras), y acabado mate para las páginas interiores, ya que así se evitan reflejos en la visualización de las fotos  y además este tipo de papel hace que no se noten la huellas cuando con los dedos pasamos las hojas del álbum.

Para colocar las fotos disponemos de cualquier posibilidad siempre que respetemos los límites que marcan las “líneas rojas”, cuya función es indicar por donde se realizarán los cortes en la confección del álbum para que de esta forma lo tengamos en cuenta y no nos acerquemos a dichas líneas mas de lo razonable al colocar o encuadrar las imágenes que compondrán nuestro álbum. Además mientras subimos las fotos y las dimensionamos dentro de las páginas el programa se encarga de avisarnos sobre si las fotos tienen una calidad suficiente para que luego a la hora de verlas impresas no nos llevemos sorpresas inesperadas.

La única precaución a tener en cuenta, es que las dos primeras páginas del diseño no son realmente páginas del álbum si no la portada y la contraportada del mismo, lo cual es fácil adivinarlo, no solo porque lo indica en la parte superior si no también por que son las únicas que muestran unas lineas centrales dobles destinadas a delimitar lo que sería “el lomo” de nuestro álbum, donde por supuesto podemos aprovechar para incluir textos y gráficos.

 

El programa de diseño realmente ayuda para que todo quede luego en su sitio

Hablando de “precauciones”, para tampoco llevarnos sorpresas con el “color” de las fotos una vez impresas, que según los casos pueden diferir bastante de lo que vemos en nuestro monitor, puedo decir que si bien yo nos lo utilicé (intencionadamente) si que Saal Digital es uno de las pocas compañías que ponen a nuestra disposición todos los perfiles de color ICC de cada uno de sus productos, para poder ser descargados e instalados en Photoshop o Lightroom, a fin de que podamos conocer con antelación como quedaría nuestra foto una vez impresa y de esta forma anticiparnos y en caso necesario hacer sobre las fotos las correcciones de color y luminosidad oportunas para que el resultado final de la impresión sea lo mas parecido a como debe verse la foto una vez impresa mas que como la vemos nosotros en nuestro monitor.

 

Saal Digital ofrece los perfiles ICC para todos sus productos

En mi caso como digo no utilicé intencionadamente los perfiles ICC proporcionados por Saal Digital, aún a riesgo de llevarme luego una desagradable sorpresa (cosa que afortunadamente no ocurrió), ya que no todos los usuarios de este tipo de productos trabajan con Photoshop o Lightroom para procesar sus fotos, ni la gran mayoría conoce tampoco lo que es un perfil ICC, ni como instalarlo, ni para que sirven o como se usan dichps perfiles, por lo que quería ver lo que obtendría uno de estos usuarios digamos “no tan avanzados”, quién únicamente se preocuparía de enviar sus fotos en el espacio de color requerido por Saal Digital para todos su productos que no es otro que el “sRGB”, (nada de Adobe RGB, CYMK u otros de uso habitual en otros fabricantes), eso si, todo ello partiendo de que el monitor de este “usuario no avanzado” estuviese medianamente bien calibrado como suelen estarlo los dos Eizo que yo utilizo habitualmente cuando proceso mis fotografías.

Mientras utilizaba el programa de creación del álbum, y aunque no me fue necesario nunca utilizarlo, vi que existía la posibilidad de un “soporte on-line” mediante chat, al que por simple curiosidad intenté acceder varias veces a horas diferentes pero nunca estaba disponible remitiéndome siempre a que les enviase mi consulta por correo electrónico. No se si se trata de una circunstancia puntual dado el periodo vacacional en el que nos encontramos donde todas las empresas tiene personal de vacaciones, o si por el contrario es algo habitual. Al no haber podido acceder al chat tampoco puedo valorar la calidad del soporte obtenido, por tanto en este punto tengo que conceder el beneficio de la duda en base a lo bien que se ha desarrollado el resto del proceso, aunque si no es una circunstancia puntual sería un punto a mejorar por parte de Saal Digital.

Por último comentar en este apartado de la confección del álbum, que si bien los álbumes vienen con un numero de hojas prefijadas, puedes añadir sobre la marcha las que vayas necesitando (lo que es todo un acierto) siempre que añadas un numero par de hojas. Además como es lógico el trabajo permite ser guardado y recuperado las veces que sean necesarias hasta que estemos satisfechos con su formato final. Permite también mezclar textos (de distintos tamaños y tipografías) y gráficos con total libertad. Cuenta con lineas de guía que pueden activarse o desactivarse o espaciarse a distintos valores para poder alinear los elementos de cada página mas fácilmente, y cuenta con opciones para poder pre-visualizar el resultado final en distintas escalas, así como generar un .”pdf” de como quedaría el álbum, si bien en este la páginas aparecerán con una gran marca de agua predefinida por Saal Digital en cada una de las páginas.

El programa permite combinar fotos, gráficos y textos con entera libertad

El programa permite combinar fotos, gráficos y textos con entera libertad

Hay otras muchas características del programa de creación del álbum que harían interminable este apartado, como el disponer de una amplia biblioteca de gráficos pre-definidos que podemos incorporar al diseño de nuestro álbum, pero esas ya las iréis descubriendo vosotros si decidís utilizarlo, tan solo para terminar comentaré que de todos los programas de creación de álbumes que he utilizado, este me ha parecido el mas completo en cuento a posibilidades y a su vez uno de los mas sencillos de utilizar. No podría decir que es perfecto pero se acerca bastante a lo que sería mi herramienta ideal.

El álbum ya está terminado… ahora toca enviarlo.

Una vez terminado el álbum y repasado las veces necesarias, ya que una vez enviado no se puede modificar, llega el momento de proceder a su envío, así que tras pasar por las pantallas de rigor donde damos nuestros datos de envío, aceptamos los términos y condiciones, indicamos la forma de pago y demás requisitos habituales, por fin llegamos al último paso de darle al botón para que nuestro álbum llegue a Saal Digital y empiece a ser impreso.

Tengo que confesaros que yo le di al botón de envío del archivo con bastante desconfianza, ya que de nuevo intencionadamente buscando los límites (se trataba de probarlo todo para luego dar mi opinión, ¿no?), había elegido un álbum de gran tamaño ( 28 x 28 cm. que abierto implica que sus hojas cubrirían una superficie de 54 x 28 cm., que no es poco) para el que además utilicé fotos de “muchos megas” cada una de ellas (ya que esos 54 x28 cm estaban en la mayoría de las páginas cubiertos por una sola foto) y además amplié el numero de hojas inicial hasta un total de 88 páginas incluyendo la portada y la contraportada (realmente sobre el diseño en pantalla eran 44 páginas “dobles”, ya que el montaje de las fotos se hace sobre una vista de “página doble” que es como luego veremos el álbum al abrirlo). En resumen el álbum ocupaba 217 Mb por lo que pensé que el proceso de envío sería un calvario y la transmisión se cortaría mas de una vez como ya me había pasado con otros proveedores incluso intentando transmitirles ficheros de muchos menor tamaño.

Pero se nota que en Saal Digital se toman esto muy en serio y de nuevo el proceso no representó ningún problema. El envío del archivo fue “lento pero seguro”, ya que mi conexión a internet no es muy rápida pero tampoco lenta, y el álbum que en su proceso de envío pasa por distintas fases de preparación antes de ser realmente enviado, tardo en total 1 hora aproximadamente desde que le dí al botón de enviar hasta que recibí el mensaje de que mi álbum había sido recibido por Saal Digital satisfactoriamente.

Como os digo, no puedo decir que el proceso sea destacable por “rápido”,  pero si por “cómodo y tranquilizador”, lo que para mi es mucho mas importante ya que me evita tener que estar pendiente de si se corta o no el proceso con la incertidumbre que esto añade al pensar “.. Dios mio que les habrá llegado si esto se ha cortado 7 veces”, y además con la ventaja de que me permite aprovechar ese precioso tiempo para otras cosas mas productivas mientras tengo la tranquilidad de pensar que “tardará pero llega”.

Enviado ! … ¿Qué pasa a partir de ahora?

Saal Digital nos mantiene informados en todo momento

 Después de que hemos enviado el fichero de nuestro álbum es cuando empieza realmente el trabajo de Saal Digital, quienes de entrada nos envían un correo (en castellano por supuesto) para confirmar la recepción de nuestro pedido, en el que además tenemos un enlace para poder ir viendo los distintos estados de fabricación y envío por los que va pasando nuestro álbum.

En mi caso envié el álbum a Saal Digital el pasado lunes 18 de Julio por la tarde, y dos días mas tarde me informaron de que el álbum ya estaba preparado y listo para ser enviado a mi domicilio.

El envío internacional lo realizan por la compañía DHL (facilitándote el numero de seguimiento, por supuesto) y luego cuando llega a España se encarga de su entrega al destinatario final la compañía de Correos “Chronoexpress”. En total desde que lo envié hasta que lo recibí pasaron 8 días naturales, todo un record teniendo en cuenta que había un “fin de semana largo” de por medio (el lunes 25 era fiesta y por tanto esa semana el “finde” fue de 3 días y no de dos como suele ser habitual), así que después de todo el proceso de fabricación y envío el resultado fue que el martes 26 a media mañana ya tenia el álbum en mis manos.

 Tengo que reconocer que, tanto la rapidez en la producción como el estar en todo momento informado me sorprendió muy gratamente, ya que de nuevo me permite tener mi cabeza dedicada a otras cosas, con la confianza de que Saal Digital está haciendo las cosas “como uno espera que se hagan”. En Saal Digital son profesionales y eso en todos estos detalles es donde mas se nota. Solo falta ver si el producto final está a la altura del resto del proceso que hasta este momento no ha podido ser mas satisfactorio.

Ya ha llegado… ¿Se confirmarán las buenas sensaciones?

Pues como no podía ser de otra forma os anticiparé que efectivamente esas “sensaciones” se confirmaron, y muy positivamente,.. pero vamos por partes.

Embalaje perfecto !

El álbum viene embalado en una caja de cartón reforzada y por tanto perfectamente protegido. Por si fuese poco, dentro de esa caja el álbum viene metido dentro de una protección acolchada, y por ultimo dentro de esta protección hay una bolsa de plástico que contiene el álbum y el albarán de entrega. Como de costumbre todos los detalles cuidados al máximo.

Tras extraer el álbum de su última protección lo primero que llama la atención es su peso, se nota ya sin abrirlo que el papel utilizado es de alto gramaje. Además puedo comprobar con satisfacción que la elección de la terminación en brillo para portada y contraportada ha sido todo un acierto, ya que al ser la portada de tonos oscuros, la terminación en brillo la hace muy muy atractiva.

Al abrir el álbum y empezar a ojearlo compruebo también que la elección de la terminación mate para las hojas del interior también ha sido acertada, ya que las fotos se pueden ver con una ausencia total de reflejos y mis manos no dejan rastros de huellas sobre las hojas al ir pasando página tras página. Además el tacto de las mismas es muy agradable, siendo ligerisímamente rugosas pero sin restar un ápice de nitidez a las imágenes, al tiempo que las dota de una textura muy agradable que le da “empaque” y “look profesional”.

La terminación en "mate" para las hojas interiores también fue un acierto

La terminación en “mate” para las hojas interiores también fue un acierto

También llama mucho la atención que pese a tener el álbum un total de 88 páginas, y por tanto un grosor bastante respetable, ambas hojas del álbum pueden abrirse completamente sin el menor signo de que el álbum sufra por la junta central, ni se note en la misma ningún tipo de cosido, pegado, separación o cualquier otra cosa que distraiga nuestra atención de lo que es la pura contemplación de la fotografía.

La encuadernación permite la apertura total del álbum sin que este sufra

La encuadernación permite la apertura total del álbum sin que este sufra lo mas mínimo

Página tras página compruebo que todo está en su sitio, es justo tal y como yo lo había diseñado, sin sorpresas en los encuadres y lo que es mas sorprendente sin una variación de los colores pese a que intencionadamente no utilicé los perfiles de color ICC, lo que augura que cualquier usuario “no avanzado” con un monitor bien calibrado puede obtener buenos resultados muy muy parecidos a lo que ve en su monitor sin en principio necesitar calentarse mucho la cabeza con los temas de los perfiles de color. En mi caso y siendo ya muy exigente (como mis amigos dicen que soy) lo único que pude notar en algunas fotografías fue un tono un poco mas “frío” respecto a la misma fotografía vista en pantalla, pero como digo la diferencia es inapreciable e incluso achacable a que mi monitor necesite una re-calibración ya que por estas fechas le toca.

Como todo no podía ser perfecto, y aunque mi grado de satisfacción con el proceso y con el producto recibido ha sido muy elevado, si hay algo que me ha llamado la atención y que desde un punto de vista “exigente” sería mejorable, y no es otra cosa que la terminación interior de la portada del álbum, intentaré explicarme…

Detalle del único "pero" que puedo ponerle a la terminación..., y solo si soy super-exigente

Detalle del único “pero” que puedo ponerle a la terminación…, y solo si soy super-exigente

Se nota que la portada está confeccionada pegando una lámina fina que contiene la fotografía de portada impresa, sobre un interior grueso que es el alma de la hoja de portada. Para rematar el pegado la lamina con la fotografía de portada se dobla por la parte interior de la hoja de la portada y sobre este doblez va pegada la primera página del álbum, que hace las veces de contraportada. Pues bien, quizás debido a que el corte de esta primera hoja no salió absolutamente perfecto, o que el pegamento fue usado en exceso, unido a que el núcleo de las hojas ( y probablemente el pegamento utilizado también) es de color blanco y en mi caso tanto la portada como la primera hoja del álbum que hacia de contraportada eran muy oscuras, llegan a poder apreciarse unas “barbitas” en esa zona.

Como digo no llego a poder apreciar si dichas “barbitas” son producto de un corte imperfecto de la hoja o de un exceso de pegamento, pero sea por una cosa o por otra, unido a que yo utilicé un fondo negro para la contraportada, hace que dichas “barbitas” aunque sea muy ligeramente se aprecien. Quizás con la imagen que adjunto quede mas claro a lo que me refiero, y además pueda comprobarse que hay que ser “muy quisquilloso” para llegar a darse cuenta de algo así, pero como soy bastante “tiquis miquis” y han pedido que publique una opinión honesta, pues aún siendo algo ínfimo no podía dejar de mencionarlo.

He de decir también que en un álbum que yo hubiese preparado para un cliente final esto no lo hubiese detectado nunca, ya que no hubiese utilizado la primera página con fotos para que estas actuasen de contraportada, si no que hubiese sacrificado una página en blanco para que hiciese las veces de contraportada, utilizando la siguiente página también en blanco únicamente conteniendo el título interior y la frase de “live motive” del álbum, empezando realmente a mostrar fotografías en lo que sería la tercera página del álbum, y en este caso esas “barbitas” de existir no se hubiesen apreciado lo mas mínimo al ser blancas sobre fondo blanco.

Por otro lado tengo que aclarar también que el corte del resto de las hojas era “absolutamente perfecto”, lo que me hace pensar que fue una cosa totalmente  puntual de esa hoja, o mas bien incluso me inclino por un ligero exceso de pegamento (es tan pequeño el defecto que me cuesta apreciarlo para poder saber a causa con exactitud), que ha coincidido en el sitio mas inadecuado por la combinación de colores utilizados en este caso, y solo apreciable desde un punto de vista “super-exigente” que para nada empaña la excelente impresión que el álbum me ha causado al tenerlo en mis manos.

Producto profesional, hecho por profesionales que cuidan de todo el proceso… Chapeau!

Conclusiones… “Chapeau!”

Tras todo lo anterior habréis adivinado que mi impresión es MUY POSITIVA, siendo la conclusión final que he obtenido de esta prueba tras todo el proceso, que Saal Digital es una empresa absolutamente profesional, que sabe lo que hace, que cuida los detalles en todos los aspectos, que fabrica productos de calidad y que sobre todo es un “partner” en el que se puede confiar, ya que puedes estar tranquilo que harán el trabajo como lo harías tu mismo,.. y todo eso tiene un precio, que sin ser barato tampoco es caro, y al menos te deja con la satisfacción de que pagas por obtener realmente calidad y buen servicio.

El decidirte por Saal Digital, o no, para tus álbumes digitales, solo será cuestión de lo que aprecies tu tiempo, tu tranquilidad, tus fotos, tu imagen como fotógrafo ante clientes o familiares, tu confianza y satisfacción con los productos que ofrezcas, y la confianza de estar en buenas manos… si para ti todo eso es importante no encontrarás otro proveedor que tenga una mejor relación calidad precio,.. al menos hoy por hoy yo no lo conozco.

Para terminar, ya que como siempre me pasa me he extendido mucho mas de lo que pensaba, os resumo mi valoración de los diversos aspectos de todo el proceso con mis puntuaciones entre 0 (mínimo) y 10 (máximo), para cada uno de los apartados que considero más relevantes bajo mi punto de vista:

⋅ Instalación/Uso del programa de creación de álbumes:  10.0

⋅ Variedad de formatos y tamaños de álbumes disponibles: 9.0

⋅ Transmisión electrónica del álbum al proveedor (Saal D.): 9.8

⋅ Nivel de información sobre procesos de fabricación y envío: 10.0

⋅ Tiempo de fabricación/envío (total hasta recibir el álbum): 10.0

⋅ Calidad del embalaje, cuidado de detalles y presentación: 10.0

⋅ Imagen final del producto (aspecto general/acabado/feeling): 9.9

⋅ Fidelidad de color y de encuadres. Calidad de impresión: 10.0

⋅ Nivel de confianza en el proveedor tras la prueba: 10.0

⋅ Relación calidad/precio: 9.5

Valoración final:  9.82

Si te ha gustado,.. compartelo !

Esta entrada fue publicada en noticias, tests y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Álbum fotográfico Saal Digital.. prueba a fondo

  1. CésarDpD dijo:

    Magnífica review Juanjo.
    Yo muy satisfecho también con mi foto-libro y su acabado final.¿El único pero…?.Que no me saliera gratis..jeje

    Un saludo

    Pd:buen camino lleva tu blog..habrá que entrar con frecuencia..

    • Muchas gracias Cesar por visitar el blog y por tus comentarios, a ver si voy teniendo algo más de tiempo para añadir nuevos contenidos.
      Me alegro que coincidamos en la opinión sobre la calidad de los álbumes de Saal Digital, y de que tu estés también satisfecho con el tuyo..aunque fuese de paganini 😉
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *