Tiempo de Abubillas

Dicen que la primavera la sangre altera, y aunque este año va todo mucho más retrasado de lo normal, por fin es tiempo de primavera y con ella las preciosas abubillas alteradas por la llegada de su periodo de apareamiento y cría pueblan nuestros campos.

Su inconfundible canto «bu bu, bu bu, bu buuuuu» nos acompaña ya desde primera hora de la mañana, y no es infrecuente en esta época el encontrarlas incluso en parques y jardines próximos a las ciudades. aunque su entorno natural sigue siendo el campo donde encuentran multitud de insectos y larvas que sirven al macho para agasajar a la hembra que espera la llegada de su pareja dentro del nido generalmente situado en oquedades de troncos o agujeros a cubierto en el interior de construcciones abandonadas.

Observándolas largo rato llega a sorprender la habilidad y la rapidez con que encuentran sus presas, siendo incesantes sus entradas y salidas del nido para llevar cuanto antes «a casa» los trofeos que con su largo y afilado pico encuentran husmeando por terreno cercano.

Se trata de un ave huidiza por lo que si tenéis la oportunidad de poder fotografiarla desde algún escondite cercano, al principio hacedlo con mucha cautela ya que si el sonido del disparo de nuestra cámara las asusta será difícil que las podáis volver a ver durante el resto de la mañana. Mejor abstenerse de disparar o hacerlo en modo de disparo silencioso hasta que vaya cogiendo confianza y entre con asiduidad al posadero que suelen utilizar antes de dar el salto final al nido.

Como de costumbre os dejo algunas imágenes de un macho afanado en agasajar a su pareja obtenidas durante la salida que hice para observar y fotografiar esta peculiar ave.

Si te ha gustado… Compártelo !

Esta entrada fue publicada en hide, salida fotográfica y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.